Dos sorpresas en una

Anuncian hallazgo de pirámide sumergida bajo el Atlántico

El supuesto descubrimiento de la gran estructura, más grande que un estadio de fútbol, fue realizado por un marinero portugués.

Una pirámide sumergida en las cercanías de las islas Azores, en pleno océano Atlántico.

Es lo que asegura haber descubierto un marinero portugués cerca de este archipiélago portugués formado por nueve islas, concretamente entre las islas de Terceira y San Miguel.

La Marina lusa ya está investigando el hallazgo, luego de que las lecturas batimétricas (que muestran los relieves del fondo marino) revelaran una estructura piramidal de 8.000 metros cuadrados y 60 metros de alto, una base más grande que una cancha de fútbol, según el portal ruso RT.

El marinero Diocleciano Silva afirma que a lo largo de su carrera se ha topado con varias sorpresas, pero ninguna tan misteriosa como esta. El descubrimiento lo hizo hace cinco meses, mientras buscaba lugares para pescar, pero no lo hizo público hasta que no logró digerir la idea.

En su opinión, el origen de la estructura no sería humano, aventurándose a decir que «existió una civilización antigua. Por más de cien años la han buscado en el Mediterráneo y nunca la han encontrado».

Silva entregó las coordenadas a la entidad cultural de su país, en espera de que se revele el misterio.

 

Terremoto de Pakistán dio origen a una isla nueva

La formación rocosa apareció frente al puerto de Gwadar, a unos 600 metros de la costa.El sismo de ayer, de magnitud de 7,7 en escala Richter, dejó al menos 250 muertos.

Una pequeña isla apareció en el medio del mar Arábigo frente a la costa de Pakistán luego del terremoto de magnitud 7,7 Richter que ayer sacudió la provincia suroccidental de Baluchistán.

Según explicó el Gobierno, la isla se eleva sobre el mar a una altura de seis a doce metros, su ancho es de treinta metros y se encuentra frente al puerto de Gwadar, a unos 600 metros de la costa.

La televisión local mostró la  formación rocosa por encima del nivel del mar y a un grupo de personas desconcertadas que se reunió en la playa para observar el extraño fenómeno.

Según informó la agencia EFE, el último recuento de las víctimas del terremoto asciende a más de 250 muertos y cerca de 400 heridos, pero las autoridades advierten que el número de fallecidos y afectados puede ser mayor.

«Hasta hora se han contabilizado 216 muertos en el área de Awarán y más de medio centenar en la de Turbat», dijo al mediodía local un portavoz del Gobierno regional de la provincia de Baluchistán, Abdul Manán.

Un miembro de la Autoridad Provincial de Gestión de Desastres, Saifuramán Khan, situó poco después la cantidad de víctimas mortales en alrededor de 260.

Los equipos de rescate se afanan hoy por encontrar sobrevivientes.

 

Imagen foto_00000014
Esta es la isla (Foto: EFE)